viernes, julio 31, 2015

Los libros no son para los osos




Este año me animé a participar en el concurso que la Agencia de ilustradores Plum Pudding organiza cada año en el marco de Ilustratour. En esta ocasión se trataba de realizar los bocetos y una ilustración de un extracto de la historia de Mark Barry "Books aren't for bears".
En la gala del premio, Mark Mills de Plum Pudding Illustration Agency y Maverick Arts Publishing dieron un breve repaso por todos los trabajos seleccionados, antes de anunciar a las finalistas, Zuriñe Aguirre y Adriana Santos; y a la ganadora Ester Garay.

Me divertí mucho realizando la propuesta, sobre todo con el diseño de los personajes. Después, para la ilustración final, escogí este fragmento de la historia:
En poco tiempo el cielo se oscureció y empezó a llover pesadamente, pero Oso pedaleó ayudándose del viento. Los coches retumbaban al pasar a su lado, y una de las veces, dos niños se asomaron desde la ventanilla para mirar asombrados al oso ciclista, curiosamente, ningún adulto parecía fijarse en absoluto. Ese el problema con los adultos. Ellos pocas veces se dan cuenta de las cosas importantes.

1 comentario:

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Me encantan todas las ilustraciones. Me alegro de que disfrutaras de tu participación en el concurso. Y sí, a veces, los adultos nos perdemos cosas a las que a los niños no les pasan por alto