miércoles, julio 23, 2014

El punto de ancla

Con la excusa de las jornadas de Ilustratour, decidí crear material promocional para difundir mi trabajo y que a la vez resultara como un pequeño obsequio. A parte de las tarjetas que ya había diseñado, hice un pequeño folleto despegable que contenía varias de mis ilustraciones a manera de postal y con el que mostrar una variedad de estilos y técnicas.

Y por otro lado hice este punto de libro ilustrado, que bien sirve como obsequio y es un objeto útil. Últimamente me siento cómodo y disfruto trabajando en blanco y negro y con tinta (por ahí va el proyecto que quiero desarrollar) y quedé muy contento con el resultado.



Una de las cosas que me sorprendió en Ilustratour fue el Muro de los Ilustradores. Me pasaba largos ratos mirándolo y cada vez descubría algo nuevo: un pequeño dibujo, una tarjeta, un detalle, una frase... pude observar la variedad de estilos y personalidades que tiene las ilustración más cercana (me quedé con muchos nombres y tarjetas); y además me sirvió para observar las tendencias y hacia donde se orientaban la gran cantidad de autores que allí compartían una muestra de su trabajo, incluido yo mismo.



1 comentario:

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

La sirena que has dibujado es una belleza